Rusos y egipcios llenan de flores su embajada en El Cairo

Mientras que ayer las puertas de la embajada rusa en El Cairo permanecieron cerradas y solo se atisbaba la agitación que bullía en su interior por la presencia de seis o siete coches diplomáticos en la entrada, hoy se ha llenado de flores conmemorando el accidente de avión en el que han muerto 224 personas, la mayoría de ellos, turistas rusos, sobre el Sinaí egipcio.

Diplomáticos como el primer ministro egipcio, Sherif Ismail el mismo sábado, o los embajadores de Alemania, Afganistán, Vietnam, Hungría, Bielorrusia o Armenia esta mañana, entre otros, se han acercado a la embajada rusa para expresar sus condolencias. En la calle, un flujo constante de nacionales rusos, especialmente mujeres, ha ido dejando flores y mensajes junto al muro exterior, conmemorando a las víctimas del vuelo 7K92268. Las rusas destacan, con sus ojos claros, pelo rubio e inconfundibles rasgos, entre los locales que también se han acercado a depositar ramos de flores. La relación entre Egipto y Rusia ha sido, en las últimas generaciones, muy cercana, y los rusos representan el mayor número de turistas en el país de los faraones, pero también representan una de las mayores comunidades de expatriados.

Algunas rusas se abrazan. Otras lloran en silencio. Muchas llevan gafas de sol que ocultan sus ojos. Ha sido un duro golpe. «Yo me levanté ayer y, como cada día, miré el grupo de rusos que tenemos en Facebook. Allí me enteré. Luego estuve todo el día mirando la tele, con la esperanza de saber más, de saber si había supervivientes… al final no los hubo», relata a ABC Jenya Zaki, una siberiana que se ha acercado a la embajada cairota desde Heliópolis, a más de una hora en coche. Viene con su hijo, que con apenas un año no comprende nada e intenta alcanzar los peluches que alguien ha dejado como memorial a las víctimas. De los 217 pasajeros, más de diez eran niños. La mayoría de los que han muerto eran familias rusas que viajaban para pasar sus vacaciones en el Mar Rojo, típico destino turístico.

Continúa leyendo la noticia

Los ciudadanos europeos apoyan a Ucrania, pero no quieren enviar armas

Según un sondeo realizado en junio por Transatlantic Trends, los ciudadanos europeos estarían a favor de apoyar política y económicamente a Ucrania, incluso aunque significara un conflicto con Rusia

 

Alicia Alamillos / Madrid

Los ciudadanos europeos se muestran a favor de que sus gobiernos, la OTAN y la Unión Europea apoyen económica y políticamente a Ucrania, pero se muestran muy reticentes en dar un paso más que el presidente ucraniano, Poroshenko, les está reiteradamente demandando: las armas.

Más de la mitad de los europeos, un 58 %, apoyan a Ucrania incluso si mantener esa postura significara llegar a un conflicto continuado con Rusia. De hecho, un 68% de los ciudadanos comunitarios encuestados estaría de acuerdo en aumentar el apoyo económico a Ucrania, y un 61% opina que deberían imponerse mayores sanciones económicasa Rusia. Sin embargo, tan sólo el 25 % de los ciudadanos europeos aceptarían que la UE enviara material y equipamiento militar al país, según unos datos recogidos por el estudio Transatlantic Trends en junio de 2014 y y que incluyen a diez países de la Unión Europea (entre ellos España), Estados Unidos, Turquía y Rusia.

Continúa leyendo la noticia

¿Por qué los rebeldes prorrusos quieren tomar Mariupol?

El avance rebelde en el sureste de Ucrania ha sorprendido a las fuerzas leales a Kiev, que habían centrado sus esfuerzos en los dos principales bastiones separatistas: Lugansk y Donetsk

 

Alicia Alamillos/

El avance de los sublevados en el sudeste de Ucrania con la toma de Novoazovsk, ayudados por armamento y soldados rusos, según la OTAN y el Gobierno ucraniano, pilló de sorpresa a las fuerzas leales a Kiev, que habían centrado sus esfuerzos en Lugansk y Donetsk. Ahora las milicias prorrusas están a las puertas de Mariupol, hasta donde se han desplazado efectivos de la Guardia Nacional para participar en su defensa.

Pero, ¿por qué los prorrusos tienen tanto interés en tomar Mariupol, en lugar de defender los territorios que aún controlan en el este del país, como Lugansk y Donetsk?

El primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk,Alexander Zajarchenko, afirmó a Reuters que la nueva línea de batalla abierta en el sur con el cerco de Mariupol es «económica, militar y políticamente el único frente en el que deberíamos poner nuestro énfasis». Mariupol, de más de 480.000 habitantes (en 2013), es un puerto estratégico en la costa del mar Azov, y de los más importantes. Para los rebeldes, tomar Mariupol significaría expandir sus unidades en «otros 5.000 o 7.000 efectivos», según explicó Zajarchenko. Además, está a menos de 10 kilómetros de la frontera rusa, por lo que los rebeldes lograrían avanzar en territorio ucraniano, pero sin quedar aislados de Rusia.

Continúa leyendo la noticia

¿Por qué Putin arma a los prorrusos de Ucrania?

Los gobiernos occidentales consideran probado que Moscú entrega armas a los separatistas pero, ¿por qué? ¿Qué gana el hombre más poderoso de Rusia?

 

Alicia Alamillos/

Los gobiernos occidentales consideran probado que Putin arma a los rebeldes prorrusos pero, ¿por qué? ¿Qué gana uno de los hombres más poderosos de Rusia? Moscú tiene intereses en Ucrania, pero Putin ha elegido -de momento- defenderlos de forma sutil, y como dice el proverbio: «A río revuelto, ganancia de pescadores».

Armar a los prorrusos facilita mantener la región bajo el control de los separatistas. De esta forma, bajo la premisa de una Ucrania dividida y necesitada, Putin puede ejercer presión para convertir al país en una federación (y no un país unificado) con el ruso como idioma oficial y bajo influencia moscovita.

Continúa leyendo la noticia

“Yo escribo sobre la revolución”

 
Mientras Europa se convulsionaba en una Primera Guerra Mundial y poco tiempo después en una Segunda (y con Europa, prácticamente todo el mundo colonizado), la gigantesca y todopoderosa Rusia, que había vencido a las ansias imperiales de Napoleón, tenía también problemas internos puertas adentro. Es en esta época cuando tienen lugar en Rusia grandes revoluciones que la cambiaron drásticamente, pasando de un régimen zarista sin apenas derechos sociales a un régimen comunista que marcaría al país durante gran parte de la Edad Contemporánea hasta su caída en 1991. Nos referimos a la Revolución de 1905, y las Revoluciones sucesivas de 1917 en febrero y noviembre (u octubre, si miras el calendario juliano utilizado en Rusia).
Para el reflejo cinematográfico de este periodo, han sido seleccionadas dos películas, británica la una, soviética la otra. Son Nicolás y Alexandra y El cuarenta y uno respectivamente. Ambas, con sus formas de representar la historia, mostrarán diferentes aspectos de las sucesivas rebeliones rusas, además de elementos más culturales y sociales de la Rusia del momento.