La caída de la popularidad de Obama como líder internacional

El grado de aceptación en el extranjero del liderazgo internacional del presidente de EEUU está en sus puntos más bajos, según un sondeo del Transatlantic Trends

Alicia Alamillos/ Madrid

En 2009, Barack Obama era la suma de las esperanzas y sueños en su país, pero también en el exterior. Un premio nobel de la paz, negro y en la Casa Blanca, prometía una nueva forma de entender las relaciones internacionales. En 2014, Estados Unidos se prepara para entrar de nuevo en Irak para destruir al autoproclamado Estado Islámico. Pero no quiere liderar solo: Obama está pidiendo a otros países que se unan a su campaña. Sin embargo, la opinión pública que lo recibe es bien distinta a la de 2009. Comparativamente, pocos son ya los que confían en su figura para gestionar la política internacional.

Incluso en Europa, más tradicional aliado de Estados Unidos tanto en la mesa de negociaciones internacional como con armas y soldados en el campo de batalla, la percepción de Obama como líder internacional ha bajado cerca de 20 puntos porcentuales en casi todos los países de la UE.

Del 85 % de los europeos encuestados por Transatlantic Trends (que incluye diez países europeos, Turquía y Rusia) que se mostraban «muy o bastante a favor» de la política internacional de Obama en 2009, se ha pasado a un 64 % en junio de 2014. Un vertiginoso descenso, pero todavía aprueba. Mayor ha sido el despeñe de la imagen de Obama en Alemania, donde ha pasado de un altísimo 92 % al 56 en el último año. Un descenso provocado también por la crisis de espionaje entre la Casa Blanca y Berlín.

Continúa leyendo la noticia

obama-popularidad--644x362

Anuncios

¿Por qué Putin arma a los prorrusos de Ucrania?

Los gobiernos occidentales consideran probado que Moscú entrega armas a los separatistas pero, ¿por qué? ¿Qué gana el hombre más poderoso de Rusia?

 

Alicia Alamillos/

Los gobiernos occidentales consideran probado que Putin arma a los rebeldes prorrusos pero, ¿por qué? ¿Qué gana uno de los hombres más poderosos de Rusia? Moscú tiene intereses en Ucrania, pero Putin ha elegido -de momento- defenderlos de forma sutil, y como dice el proverbio: «A río revuelto, ganancia de pescadores».

Armar a los prorrusos facilita mantener la región bajo el control de los separatistas. De esta forma, bajo la premisa de una Ucrania dividida y necesitada, Putin puede ejercer presión para convertir al país en una federación (y no un país unificado) con el ruso como idioma oficial y bajo influencia moscovita.

Continúa leyendo la noticia