Esclavas africanas en Oriente Medio

Tras más de un año trabajando a cambio de un sueldo miserable y continuas vejaciones, Faith abandonó Libia y regresó a Kenia, donde, como cientos de mujeres empujadas por la pobreza y la falta de oportunidades, fue captada por las redes de trata que prometen un buen trabajo en Oriente Medio.

Aunque difícil de contabilizar, el Gobierno keniano estima que más de 100.000 trabajadores no cualificados han emigrado a la región del Golfo, muchos de ellos, mujeres para el servicio doméstico.

Continúa leyendo la noticia

Kenia quiere ser la nueva meca de las localizaciones de Hollywood en África

Robert Redford le lavó el pelo a Meryl Streep en ‘Memorias de África‘ filmando en la sabana, allí donde Angelina Jolie, en la piel de Lara Croft, encontró ‘La cuna de la vida’. Kenia fue plató de Hollywood durante décadas, y quiere volver a serlo con novedosas medidas como la “Visa Cinematográfica”.

La falta de seguridad y sus cada vez más elevadas cargas fiscales han ahuyentado a los grandes rodajes de los escenarios naturales de este país, pero la Comisión de Cine de Kenia (KFC) se ha propuesto recuperarlos con un pionero paquete de medidas incentivadoras.

Continúa leyendo la noticia

Un lugar llamado “hogar” para los huérfanos del sida en Kenia

Un lugar donde refugiarse, donde todos saben quién eres y qué necesitas: medicinas, comida y una familia. Eso es lo que el orfanato Nyumbani intenta ofrecer a más de cien huérfanos seropositivos, desde entre dos y veinticinco años.

En 1982, el padre Angelo d’Agostino fundó la que sería la primera “casa” (en suajili, “nyumbani” significa hogar) para tres niños huérfanos, abandonados y enfermos del sida. Ahora ya son 129 niños.

Continúa leyendo la noticia

La larga espera para poder enterrar a los muertos de Garissa

Las carpas instaladas junto a la morgue de la Universidad de Nairobi acogen a decenas de familiares de las víctimas del peor atentado de Al Shabab en Kenia, y se han convertido en centro de peregrinación para políticos, religiosos y organizaciones sociales. Pero las familias, sentadas, solo esperan a sus muertos.

Todavía quedan al menos 30 cadáveres por identificar de los 142 que se recuperaron en la arrasada universidad de Garissa, donde el pasado jueves entraron varios asaltantes de la milicia yihadista somalí Al Shabab y asesinaron a 148 personas, el segundo peor atentado de la historia de este país.

Muchos llevan allí desde ese mismo día, rodeados por voluntarios de la Cruz Roja, Cáritas, coros de monjas de la archidiócesis de Nairobi, voluntarios de distintos partidos políticos y funcionarios del Gobierno que van y vienen.

Jonh Mika Okodoy, padre de Obeddy, espera a que le devuelvan el cuerpo de su hijo -“el más inteligente de los cuatro”- para poder enterrarlo en su condado, Trans-Nzoia, en el norte del país.

Continúa leyendo la noticia

Un restaurante chino de Nairobi prohíbe a los negros entrar a cenar

Alicia Alamillos

Nairobi, 24 mar (EFE).- Un restaurante chino de Nairobi prohíbe a la entrada a los negros después de las cinco de la tarde a no ser que vayan acompañados de un asiático o sean “clientes leales” que gasten grandes sumas, un caso que está siendo estudiado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos en Kenia.

Las directrices del establecimiento, que ostenta una clientela mayoritariamente china, ordenan a los guardias de seguridad (kenianos) que impidan la entrada a todo “africano” después de las 17.00 horas.

Sólo los negros acompañados por un asiático o considerados “clientes leales” pueden entrar después de ponerse el sol, y para ser “leal” deben gastar al menos 20.000 chelines kenianos (200 euros) durante un periodo no especificado.

“El tiempo para los africanos ha terminado”, es la fórmula con la que impiden el acceso a los clientes negros que pretenden cenar en el restaurante.

Continúa leyendo la noticia

Convivir y morir en la sabana africana

Alicia Alamillos

Contar con grandes parques naturales, listos y repletos de animales para los safaris turísticos, tiene un precio en Kenia: en los últimos años han aumentado las muertes de ciudadanos por ataques de animales salvajes, según admite el Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS).

La vacas, jorobadas y famélicas, pastan tranquilamente en la sabana africana, pero su pastor mira a lo lejos, más inquieto. A unos pocos kilómetros está el parque nacional de Tsavo, y los elefantes, leones o leopardos que viven en él no limitan su territorio a las fronteras humanas.

Continúa leyendo la noticia

Acabar con la mutilación genital femenina “puerta a puerta”

Alicia Alamillos

Nairobi, 19 mar (EFE).- Puerta a puerta. Así es como la keniana Amran Abdundi intenta acabar con la mutilación genital femenina y el matrimonio infantil en la zona norte de su país, donde una de cada cuatro mujeres y niñas son mutiladas, una labor por la que acaba de recibir el premio “Index on Censorship” 2015.
“Dedico este premio a todas las mujeres marginadas del norte de Kenia, que sabrán que su lucha por sus derechos ha sido reconocida internacionalmente”, declaró Abdundi al recibir el premio anoche en Londres.

El “Index on Censorship” reconoce desde hace quince años a aquellos individuos o grupos que tienen un mayor impacto en la lucha contra la censura.
Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), una de cada cuatro mujeres ha sufrido la mutilación femenina en Kenia, uno de los 29 países de todo el mundo donde todavía se lleva a cabo esta práctica, pese a que el Gobierno la declaró ilegal en 2011.

Sigue leyendo