Llueve en Egipto. Son cuatro gotas y media en El Cairo, pero los egipcios y las redes sólo tienen una palabra en la boca: “Lluvia”.
En la Universidad del Cairo los alumnos dejan de prestar atención al profesor y se acercan a las ventanas para ver el “extraño fenómeno” de la lluvia. Algún profesor, ya dando la batalla por perdida, deja que salgan de la clase unos minutos antes para disfrutarla. #Lluvia se convierte en trending topic en el país y el tráfico de la ciudad, ya de por sí caótico, se vuelve imposible. Charcos en las calles y pequeños lagos en las esquinas en un país sin apenas alcantarillas.

Sin embargo, mientras los cairotas sobrellevan con sorpresa y resignación estos días, en Alejandría las lluvias han provocado el derrumbe de varios edificios y al menos cinco muertos al caer un tendido eléctrico sobre el agua. El agua inunda los bajos y forma enormes piscinas en las calles. El embate de las olas debilita los cimientos de los edificios frente al mar, que legalmente no pueden tener más de tres plantas pero que algunos alcanzan hasta las veinte. La ciudad costera ha colapsado, y el gobernador ha tenido que dimitir, cercado por las lluvias y las protestas. La ciudad no estaba preparada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s