Alicia Alamillos

Contar con grandes parques naturales, listos y repletos de animales para los safaris turísticos, tiene un precio en Kenia: en los últimos años han aumentado las muertes de ciudadanos por ataques de animales salvajes, según admite el Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS).

La vacas, jorobadas y famélicas, pastan tranquilamente en la sabana africana, pero su pastor mira a lo lejos, más inquieto. A unos pocos kilómetros está el parque nacional de Tsavo, y los elefantes, leones o leopardos que viven en él no limitan su territorio a las fronteras humanas.

Continúa leyendo la noticia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s