En sus más de diez años en el poder, el islamista ha aprobado paquetes de «medidas democratizadoras» que han alejado al país euroasiático del laicismo de Ataturk

 

Alicia Alamillos

El pueblo turco ha vuelto a elegir a Recep Tayyip Erdogan. Esta vez presidente, como ya en tres ocasiones anteriores (2002, 2007, 2011) lo hicieran como primer ministro. Desde el partido Justicia y Desarrollo (AKP), Erdogan ha tenido tiempo de sacudirse la herencia laica de la Turquía de Kemal Ataturk y ha dirigido el país hacia una «democratización», que muchos opositores han visto como una islamización.

El pasado de Erdogan, claramente islamista, ha marcado algunas de sus reformas sobre Turquía y parece guiar al país, como él mismo ha afirmado, a una «nueva Turquía». En un discurso en el IV Congreso del partido que encabeza (AKP), Erdogán llamó a los turcos a recordar la batalla de Manzikert, uno de los hitos del Imperio Otomano y por lo que muchos analistas señalan que el político pretende dirigir el país a lo que sería un régimen «neo-otomano». Dentro de esta línea, Erdogan ha dado un brusco giro a la política exterior turca: si bien Ataturk se enfocaba a Europa y Occidente, Erdogan ha preferido dirigirse al resto de «territorios musulmanes».

Continúa leyendo la noticia

AFP Colegio electoral en Estabul durante las elecciones presidenciales turcas

AFP
Colegio electoral en Estabul durante las elecciones presidenciales turcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s